Un tuit por error

 

La celebración del Día de la Publicidad pone el broche final a una semana en la que muchos profesionales del marketing y de la comunicación han festejado (Día del Periodista, Día del Community Manager) y recordado por qué se dedican a una profesión a la que llegaron bien por vocación o, como sucede a veces, por casualidad.

Con la irrupción de nuevas formas de comunicación a través de Internet, algunos de estos periodistas, comunicadores o publicistas se han visto inmersos en el rol de Community Manager; lejos de lo que todavía muchos puedan pensar, los community son profesionales clave a la hora de que una empresa o marca pueda gestionar su presencia en las redes sociales y nuevos canales digitales de manera fructífera.

A su vez, esta labor que integraba hasta hace poco el listado de “profesionales del futuro”, entraña una serie de nuevos riesgos ante los que las empresas deben protegerse.

Un buen ejemplo de esto fue un debate televisivo en prime time antes de las elecciones generales de 2016. Una conocida distribuidora de productos de música y cine publicó un tuit posicionándose en contra de uno de los candidatos, con el consiguiente ruido mediático. Si bien la compañía salió al paso eliminando el mensaje y pidiendo disculpas a su comunidad, el error del community manager provocó un considerable daño reputacional a la compañía durante las semanas posteriores.

Aunque desconocemos si en este caso concreto la empresa afectada habia contratado a una agencia para gestionar sus cuentas de redes sociales y si interpuso algun tipo de demanda, esta situación y otras parecidas pueden darse a diario en muchas agencias de marketing o publicidad a las que las empresas confían la labor de gestionar su comunidad digital. Al fin y al cabo, es fácil sufrir un despiste y pasar por error de una cuenta a otra – especialmente llevando las aplicaciones de Twitter o Instagram, entre otras, instaladas en el móvil. Las publicaciones pueden borrarse nada más detectarse el desliz, pero siempre hay usuarios dispuestos a hacer una captura de pantalla y dar buena cuenta del fallo.

Bien sea por una distracción o por una ejecución errónea, los profesionales del sector de marketing, publicidad y comunicación asumen ciertos riesgos antes inexistentes y están expuestos a demandas de un tercero en el desarrollo de su actividad. Hiscox lleva más de 20 años ayudando a proteger a empresas de estos sectores con un seguro de Responsabilidad Civil Profesional a medida. Consulta aquí las condiciones y no dejes que un error en las redes sociales perjudique tu negocio.