Marketing, Publicidad y Comunicación

Seguros para consultores y empresas de Marketing, Publicidad y Comunicación

Los profesionales del marketing y de la comunicación están particularmente expuestos a siniestros ligados a la negligencia por simples errores de tipografía, uso de una imagen protegida por derechos de autor o por una labor de consultoría o ejecución errónea. En Hiscox sabemos que puede ocurrirle a cualquiera, incluso a los más experimentados.

Hiscox lleva más de 20 años ayudando a proteger a empresas del sector de marketing, publicidad y comunicación. Conocemos esta industria y entendemos los riesgos a los que se afronta. Por eso nuestro seguro de RC Profesional para profesionales de marketing, publicidad y comunicación tiene como objetivo protegerles en caso de que un tercero les demande en el desarrollo de su actividad profesional.

Un seguro específico para agencias de marketing

Esta profesión no está exenta de riesgos en el desarrollo de su actividad profesional y su volumen de servicios es cada vez más amplio con la irrupción de los medios digitales. Precisamente por eso, es cada vez más frecuente que las propias agencias subcontraten productos dentro de su estrategia de marketing para poder abarcar una mayor variedad de aspectos, aunque será la firma quien deba cargar con la responsabilidad de todo el trabajo realizado.

Por ello, es importante estar protegido frente a todas las eventualidades que puedan tener lugar con un seguro de responsabilidad civil específico para marketing. La confidencialidad de un cliente, el borrado de información o problemas de propiedad intelectual son algunos de los casos que pueden suceder y que hacen más necesario un seguro de marketing adaptado a las características del sector.

Seguros de publicidad: tu negocio a salvo

Las agencias de publicidad son aquellas cuya actividad está vinculada a la creación de anuncios. Una labor no exenta de riesgos ya que un cliente puede demandar a la firma o hacer una reclamación civil ante un trabajo inadecuado o incumplimiento de plazos u objetivos. Una campaña de publicidad puede ser un acierto pero también puede haber conflictos con el cliente final que reclame perjuicios si está en desacuerdo con ella o si ésta no tiene el efecto esperado. Para que esto no ocurra, lo mejor es estar preparados con un seguro específico para publicitarios.