Todas las empresas se enfrentan a riesgos, pero no de la misma manera. El seguro de Responsabilidad Civil General de Hiscox para pymes y autónmos protege tu negocio frente a reclamaciones de terceros por daños que les hayas causado en la realización de tu actividad profesional.

Seguro de Responsabilidad Civil General para Pymes y Autónomos

Aunque los riesgos son los mismos, no todas las empresas se enfrentan a ellos de la misma forma. Hiscox te ofrece un Seguro de Responsabilidad Civil General para autónomos y pymes que, como tú, se dediquen a oficios manuales.

¿Qué puede hacer este seguro por ti y por tu negocio? Es simple: cubre los daños personales, materiales y las consecuencias económicas a terceros porque, por ley, estás obligado a reparar los daños materiales o personales y perjuicios causados a un tercero o a un empleado.

El seguro de RC General para pymes y autónmos está dirigido a los siguiente sectores de actividad profesional: 

  • Construcción: Aislamiento y protección de edificios,techos y cubiertas, carpintería metálica, trabajos de albañilería y reformas, instalaciones eléctricas, etc.
  • No construcción: instalación de mobiliario en viviendas, oficinas y locales comerciales, reparación de electrodomésticos, equipos electrónicos, antenas, pararrayos, equipos industriales, trabajo y manipulación de la piedra, etc.
  • Transporte de mercancías: Vehículos destinados al transporte de mercancías no peligrosas por carretera, mensajería,  recogida y transporte de residuos no peligrosos, etc.

Con el Seguro de Responsabilidad Civil General quedan cubiertos

¿Te imaginas tener la seguridad de que, hagas lo que hagas, los daños que ocasiones estarán cubiertos? Es la cobertura mínima que te interesa. Cubre todos los daños materiales y personales que, el profesional o la empresa, causen a un tercero siempre que estén relacionados con su actividad profesional

¿Y si ocurre una avería en tu local que implica a terceros? Daños por humedades, problemas en locales colindantes, etc., con el Seguro de RC General los daños que el establecimiento origine a terceros están cubiertos.

No puedes controlar lo que hagan tus empleados al 100%, pero sí puedes controlar las consecuencias de sus actos. Imagina que un empleado pica una pared y traspasa a la de la vivienda de al lado. Con el Seguro RC General los daños originados a terceros por parte de los trabajadores contratados por la empresa quedan cubiertos.

Los daños patrimoniales primarios son los perjuicios económicos derivados del daño causado. Un restaurante provoca un brote de intoxicación y varios comensales no pueden acudir a sus trabajos por ese problema. El Seguro de RC General se hará cargo también de la pérdida de dinero que eso le haya causado.

Si las demandas por responsabilidad civil terminan en procesos judiciales, el Seguro RC General pone a tu disposición un abogado. Incluso, según qué casos, se hacen cargo de las costas del proceso y del pago de posibles fianzas.

Puedes pensar que las coberturas de un seguro de responsabilidad civil son ilimitadas. Sin embargo,  los daños causados a un tercero hasta un límite pactado en la póliza. Si las indemnizaciones sobrepasan esa cifra, entonces tú pagarás el resto.

Por qué necesito un Seguro de Responsabilidad Civil General

Aunque los seguros de responsabilidad civil no son obligatorios para todas las empresas y pymes, su contratación es muy recomendable. Esto es todo lo que te ofrece:

¿Tienes un local en el que atienden a clientes?

Si dispones de un local para atender a tu clientela siempre existe la posibilidad de que alguien sufra un daño material o personal.

¿Tienes acceso a la propiedad de un cliente?

Si las pertenencias o local de tu cliente sufre un daño, por un trabajo que estás realizando en sus instalaciones, el seguro cubriría el coste de reparación o sustitución.

¿Piensas participar en un concurso de proyectos?

Si quieres participar en la adjudicación de algún proyecto, puede que éste seguro sea un requisito para poder presentarte.

Artículos relacionados