¿Rojo, o Pantone 485?

Hoy se celebra “San Publicito”, patrón de los publicitarios. El último viernes de enero puede ser quizá el único día del año en el que agencias de publicidad y comunicación descansan de su frenética actividad.

El alto nivel de exigencia marca la jornada laboral de profesionales en constante toma de decisiones y que en muchas ocasiones implican ganar o perder, no solo para ellos, sino también para las marcas que les han trasladado su confianza.

Hablamos, de verdaderos funambulistas que cada día suben a una cuerda en la que mantienen el equilibrio gracias a su valentía, agilidad y experiencia. Siendo conscientes de que, en cualquier momento, un paso en falso, puede hacerles caer al vacío, con las fatídicas consecuencias que esto conlleva.

El error más pequeño puede convertirse en el más dañino. Los profesionales del marketing y de la comunicación están particularmente expuestos a siniestros ligados a la negligencia por simples detalles de tipografía o errores a la hora de comunicar y explicar el producto.

¿Están las empresas y sus profesionales preparadas para afrontar las consecuencias de una mala decisión o ejecución?

Una errata en un arte final que impida imprimir carteles y folletos de un evento a tiempo, con lo que la empresa organizadora del evento reclama a la agencia una compensación por los perjuicios sufridos y la reimpresión; un compositor demanda a una agencia de publicidad por utilizar en una campaña sin permiso una pieza musical de la que él es autor; en una comida con amigos, director de una gran multinacional desvela información personal y profesional de una personalidad pública que ha contratado para una nueva campaña de un gran cliente, sin saber que en la mesa de al lado come un periodista que filtra la noticia al día siguiente en los medios de comunicación. Por supuesto, el famoso demanda a la agencia por divulgación de información confidencial… Tres simples ejemplos de errores profesionales, que lamentablemente son más comunes que lo que debería, ¿verdad?

El profesional del marketing y la publicidad necesita saber que puede estar tranquilo, y que sus errores contarán con una red de seguridad en forma de seguro, capaz de correr con los gastos de defensa legal y la indemnización correspondiente, en el caso de tener que afrontarla.

En Hiscox ponemos a disposición de estos profesionales un seguro de Responsabilidad Civil Profesional a medida y especializado en profesionales del sector de marketing, publicidad y comunicación.

La gama de colores es muy amplia, y no es lo mismo rojo, que pantone 485, y las consecuencias de esa elección podrían ser muy caras.

¡Feliz San Publicito a todos!

Infórmate sobre nuestro seguro para publicistas y marketeros