Orgulloso de la pasión que impulsa nuestro éxito

El equipo que formamos Hiscox hemos vuelto a compartir una noche muy especial con toda nuestra red de colaboradores. Cada año que pasa, somos más en este tradicional encuentro y quizá sea el síntoma de la buena salud de nuestra compañía: la familia no para de crecer.

Nuestro evento anual ha servido para dejar de lado por unas horas las pólizas y suscripciones, para centrarnos en lo que realmente importa, las personas.  

Quiero volver a dar las gracias a todos aquellos que durante estos años han hecho posible el crecimiento de Hiscox. Han sido ellos y nuestros valores, los que han conseguido que seamos la aseguradora con la que los corredores de seguros quieren trabajar.

Entre todos estamos construyendo algo único. Nuestra calidad de servicio, cercanía, integridad y valentía siguen marcando la diferencia en el mercado, y es que tanto nuestros corredores como sus clientes saben perfectamente qué es Hiscox y qué no es.

Cuando comenzó la operación en España éramos tres personas, hoy somos más de 50. Y no nos conformamos. Vamos seguir siendo disruptivos, el temor al error no nos asusta, y si ocurre simplemente debe servirnos como aprendizaje que compartiremos con el resto de compañeros. Creemos en un futuro del sector asegurador formado por profesionales que evolucionen de comisionistas a verdaderos asesores, apoyados en su experiencia y conocimiento, en un entorno además cada vez más tecnológico e interconectado.  

Vamos a exprimir este 2019 hasta el último día, pero con parte de nuestra atención puesta ya en 2020. 12 meses por delante en el que nuestro negocio seguirá creciendo en todos los ámbitos: renovando y creando productos, añadiendo servicios complementarios, atrayendo a nuevos profesionales…

Y no me cabe duda alguna de que este éxito seguirá siendo posible gracias al ingrediente con el debemos condimentar nuestra vida personal y profesional: la pasión.