Consejos para la reapertura de tu negocio

El próximo lunes veremos, finalmente, el fin del estado de alarma y la entrada de nuestro país en la llama "nueva normalidad". A lo largo de las últimas semanas, numerosas empresas han comenzado a reabrir sus puertas, y otras muchas se preparan para hacerlo a la mayor brevedad posible.

Ante esta situación, todas son conscientes de que habrá cambios en la forma de hacer negocios, tal vez de forma permanente. ¿Cuándo deberías volver a abrir? ¿Qué cambios necesitas hacer? Los siguientes consejos pueden resultarte de utilidad si te encuentras en la situación de volver a poner en marcha tu negocio.

Ten en cuenta las normas de tu comunidad autónoma

Los gobiernos de cada comunidad son los que determinan cuándo y qué tipo de empresas pueden reabrir al público. Dependiendo del tipo de negocio, los permisos para la reapertura de puertas pueden llegar en momentos diferentes.

Habla con tus empleados

Es importante que tus empleados se sientan seguros en el trabajo, por muchas razones. Habla con ellos para ver quién se siente cómodo volviendo a la actividad y cuál es su situación personal.  Recuerda que, aunque tus empleados sean jóvenes y gocen de buena salud, puede que estén en contacto con ancianos o personas de riesgo y no quieran regresar debido al riesgo de transmitir el virus.

Crea un plan de reapertura

El tipo de negocio que tengas determinará tu plan de reapertura. La mayoría de las empresas necesitará planificar medidas de limpieza mejoradas y equipos de protección para los empleados. Algunos también necesitarán promulgar medidas de distanciamiento social.

Describe qué necesitarás cambiar en tu negocio para asegurarte de que:

• cualquier superficie que los empleados o clientes toquen se limpia adecuadamente

• los clientes y empleados están protegidos con máscaras y guantes, según sea necesario

• tu plano de planta permite respetar la distancia mínima de seguridad entre las personas que se encuentran en las instalaciones

Ten previstos más cierres

Muchos expertos en enfermedades infecciosas predicen al menos una "ola" más de casos de coronavirus, lo que podría significar que las empresas tendrán que cerrar de nuevo. Si bien es desalentador pensar en esto, también es importante planificarlo. Como ya hemos pasado por esto una vez, y en el caso de tener que volver a la misma situación, utiliza lo que has aprendido sobre cómo hacer que tu negocio funcione aunque no puedas tener contacto físico con tus clientes.