Adaptarse a los tiempos de cambio

Muchos tenemos la sensación de que el mundo físico se paró a mediados de marzo. Una Gran Vía madrileña totalmente vacía, las pirámides de Egipto sin un solo visitante e instando a permanecer en casa, o el Santo Sepulcro de Jerusalén cerrado tras 700 años recibiendo diariamente las visitas de los fieles, son solo algunas de las imágenes que nos deja la pandemia del COVID-19.

Está claro que la llegada de este virus ha afectado a nuestro funcionamiento cotidiano, tanto a nivel personal como profesional, pero me enorgullece ver cómo en Hiscox hemos sabido adaptarnos al cambio y los equipos han seguido trabajando unidos pese a la distancia física que ahora nos separa.

Fruto de ese remo en la misma dirección, y con el objetivo constante de adecuarnos a las necesidades y aportar un valor real a los asegurados y a la sociedad, nos sentimos orgullosos de hacer balance de todo lo que ya hemos hecho en estos 40 días de confinamiento:

Infografia Medidas Hiscox