7 errores que cometen las pequeñas empresas y cómo evitarlos

Por Bernard Marr para Hiscox

Aunque un error es siempre una oportunidad para aprender algo nuevo, cuando tienes una pequeña empresa demasiados errores pueden llevarte el cierre. Según datos de la OCDE solo una de cada tres empresas españolas sobrevive al quinto año. Y un dato más escalofriante aun, en el primer año de creación el 74% de las empresas españolas fracasa.

Ante estas estadísticas merece la pena conocer algunos de los errores más grandes que suelen cometer las pequeñas empresas para que puedas evitarlos.

1. No tener un plan y no pasar a la acción

Un plan por escrito te ayuda a centrarte en los clientes, las oportunidades y los objetivos. Pero no te quedes ahí, algunos empresarios pasan tanto tiempo intentando perfeccionar su plan que no emprenden los pasos necesarios para impulsar el negocio.

Qué hacer: Asegúrate de escribir tu plan de negocios, bastará con un simple folio, e incluir métricas para poder medir el éxito de tus acciones. Y en el momento en el que tengas un plan escrito, ponte a trabajar.

2. Formar un mal equipo

Tus empleados son un activo esencial y la cara de tu negocio. Tómate el tiempo necesario para contratar a personas que se ajusten a la misión y valores de tu empresa.

Qué hacer: Establece expectativas, roles y responsabilidades claras para cada uno de tus empleados.

3. Ignorar la información

Pensar que solo las grandes empresas pueden usar el Big Data es un gran error. Los datos pueden ayudarte a tomar mejores decisiones para tu negocio.

Qué hacer: Crea una estrategia de datos a partir de las respuestas a preguntas clave sobre tu negocio que requieran datos para ser resueltas.

4. No prestar atención a los clientes

Sin clientes no hay negocio. Muchas empresas no verifican si están ofreciendo los productos o los servicios que su público objetivo quiere y necesita.

Qué hacer: Pregunta directamente a tus clientes para saber lo que necesitan y realiza una investigación de mercado.

5. No celebrar y no mejorar

La mejora continua es la clave para conseguir el éxito definitivo. Y cuando lo alcanzamos, muchas veces no dedicamos tiempo a celebrarlo porque nos centramos en que siga funcionando nuestra empresa.

Qué hacer: Haz lo posible por que tú y tu equipo no os veáis limitados por las tareas cotidianas e intenta celebrar las victorias, para fomentar una cultura de reconocimiento del éxito.

6. Fijar un mal precio

Bajar tus precios para atraer clientes es un error común que puede llevar a la quiebra de tu empresa. Primero los precios serán demasiado bajos para generar beneficios suficientes, los costes de producción no serán tenidos en cuenta y el tamaño del proyecto empezará a descontrolarse.

Qué hacer: Comprueba que tus precios son competitivos y averigua cómo pueden tus productos y servicios diferenciarse de los demás para justificar unos precios más altos.

7. Conectar con inversores poco adecuados

Considera a tus inversores y colaboradores como una extensión de tu equipo y no te centres solo en el dinero: deben compartir la visión y los valores de la empresa.

Qué hacer: Evalúa bien a tus inversores para asegurarte de que se adaptan a tu manera de dirigir la empresa.

Bernard Marr es autor de best sellers sobre el mundo de los negocios, conferenciante y asesor estratégico para empresas y gobiernos.

Una forma de ayudar a mantener la solvencia de una empresa es asegurándose de que los posibles riesgos no la afecten, ciberataques, clientes descontentos etc pueden ser algunas de las razones, consulta nuestros seguros y reduce el riesgo de tu empresa.

Consultar nuestros seguros