Cuaderno de bitácora en pandemia

16 Marzo 2021

El 16 de marzo de 2020 quedará para siempre en la historia de nuestro país como el primer día laborable y lectivo del Estado de Alarma. Si todos los lunes parecen iguales este no lo fue. La vida había dado un giro de 180º y aún no lo sabíamos. Pocos sospechaban entonces que después de un año la Covid19 seguiría condicionando nuestra vida laboral y profesional.

En Hiscox adaptarnos al cambio forma parte de nuestro ADN y en aquel momento pusimos en marcha los mecanismos necesarios para que la seguridad de nuestros empleados, nuestras operaciones y nuestra calidad de servicio no se vieran afectadas. El equipo directivo decidió por unanimidad adelantar el escenario de excepcionalidad una semana antes del propio Estado de Alarma, algo que fue posible gracias a todo el desarrollo tecnológico que tenemos en nuestra compañía, y a la actitud de todas y cada una de las personas que forman Hiscox. Desde comienzos de marzo veníamos trabajando en un plan de continuidad de negocio que incluía un simulacro de confinamiento. La toma de decisiones se aceleró según evolucionaba la crisis. Y desde el día 10 de marzo trasladamos toda la actividad a nuestras casas para el equipo de Madrid y Lisboa.

Pero en mi recuerdo el día marcado en rojo es este 16 de marzo, porque fue el momento en el que la mayoría de nuestros colaboradores y sus asegurados se enfrentaban por primera vez a un mundo desconocido, y nuestro objetivo siempre fue el de acompañarles en todo momento. Uno cree que trabaja con los mejores, pero la reacción de todos los compañeros para adaptarse a esta situación y la responsabilidad y compromiso de cada uno de ellos con el resto de personas que forman el equipo, con los colaboradores y sus asegurados, y con la compañía no deja de sorprenderme aún a día de hoy.

Ese mismo 16 de marzo comencé a compartir con todo el equipo de Hiscox un email al final de cada jornada en el que además de explicar y analizar qué estaba ocurriendo a nivel operacional, no dude también en intentar escribir como me sentía y estaba viviendo esos días. Una especie de cuaderno de bitácora catártico que me permitió estar más cerca que nunca de mis compañeros, cuando en realidad más lejos nos encontrábamos. Si algo he aprendido de esta experiencia es el valor y la influencia que tenemos en la vida de los demás, y viceversa.

2020 iba a ser el año en el que celebráramos nuestro XV aniversario en el mercado español. Un plan que tuvimos que aparcar, como el resto del mundo y sus millones proyectos, encuentros, negocios, congresos, bodas o viajes que esperamos puedan ponerse en marcha muy pronto. Sin embargo, entre todas las ideas que teníamos para conmemorar esta fecha en realidad ninguna era tan potente como el hecho de dedicar 12 meses a demostrar que con solo quince años somos un referente en el mercado de los seguros especializados. Una prueba de robustez que hemos superado estando a la altura de lo que nos han demandado en todo momento las personas que forman Hiscox, desde el trabajador más antiguo hasta al último corredor de seguros que se ha incorporado a nuestra red, y la propia sociedad.

 

Categories:

  • Hiscox España