Ciberriesgo para las tiendas online en tiempos de coronavirus

Durante la crisis del COVID-19, el ecommerce se ha convertido en una salida para que numerosos negocios, muchos de ellos tradicionales, no bajen la persiana. Una alternativa para continuar con el desarrollo de su actividad, pero que entraña ciertos riesgos

El comercio online esta siendo la solución de empresas y consumidores durante el confinamiento de los españoles. A las grandes plataformas -nativas digitales- ya consolidadas (Amazon, AliExpress…), que operan con éxito desde hace tiempo, se les han ido sumando tiendas online de marcas consagradas en el retail y la distribución. Mientras que además en paralelo, los negocios más tradicionales (restauración, productos básicos de hogar, cuidado personal…) apuestan también por llevar sus productos a la red, como alternativa para dar continuidad a su plan de negocio estos días. Por desgracia, los hackers también están al corriente de esta nueva realidad socio-económica e intentarán aprovechar esta situación con una oleada de ciberataques de deep phishing, virus o ransomware

Aunque, técnicamente, poner en marcha un ecommerce cada día es más accesible se deben extremar las medidas de ciberseguridad -desde el primer minuto- para evitar riesgos que puedan poner en jaque el conjunto del negocio. Los ciberriesgos son más habituales de lo que podemos creer y no distinguen entre pequeñas y grandes empresas. Os dejamos tres sencillos ejemplos:

Juan, propietario de una academia de formación online que es atacada por hackers y deja a todos sus alumnos sin acceso para completar los cursos. Carla, responsable de una tienda digital, que -al abrir un correo malicioso- ve cómo se bloquea el acceso a los sistemas del negocio y se paralizan las ventas. O Luís, director de un ecommerce de dispositivos electrónicos al que accede un intruso para modificar el precio de todos los productos.

Para reducir al máximo el riesgo los responsables de tiendas online deben extremar sus precauciones, y mucho más estos días frente a los 3 ciberriesgos más comunes desde que comenzó el confinamiento:

  • ¡Ciberataques a través de componentes diseñados por terceros! Por ejemplo, el ‘carrito de la compra’ de tu plataforma de ecommerce. Debes comprobar que sea 100% seguro porque se pueden convertir en una vía de entrada para los hackers

     

  • ¡Se dispara el phising y los fraudes bancarios! La seguridad de la pasarela de pago debe ser una prioridad absoluta dentro de tu negocio online. Además, debes informar a tus clientes de que no se solicitará ninguna información bancaria a través de otra vía. La suplantación de identidad para adquirir datos sensibles (phishing) está en auge durante estos días de confinamiento en los hogares, en los que se han disparado las ventas online

     

  • Malware: Según el INCIBE es otra de las técnicas más utilizadas estos días por los hackers para explotar las vulnerabilidades de tu tienda online, a través de un software malicioso: virus, ransomware o troyano…

Para proteger su ecommerce las empresas tienen que desarrollar una estrategia de ciberseguridad  propia, que debería tener en el seguro para riesgos cibernéticos su última línea de defensa.  

Hiscox CyberClear, la póliza más sencilla e integral del mercado español, ofrece desde formación hasta servicios de respuesta, para que los directores de estas tiendas tengan que preocuparse solo de continuar dando servicio a sus clientes