D&O, el seguro para el corredor del futuro

El sector asegurador es quizá uno de los más tradicionales que existe en el tejido empresarial internacional. Desde su profesionalización, clientes, aseguradoras y corredores han formado una relación a tres que ha experimentado muy pocos cambios relevantes durante décadas. Sin embargo hoy, empresas, pymes o autónomos, y las propias reglas del mercado, han pasado a vivir en una constante transformación. Aspectos como la globalización, el marco legal, la internacionalización, las nuevas políticas de recursos humanos, o la transformación digital, han provocado que la manera de hacer negocios haya dado un giro de 180º.

En este nuevo paradigma, el corredor de seguros debe desarrollarse como asesor de riesgos dejando a un lado el papel de comisionista. Una evolución que toma una mayor dimensión cuando hablamos de soluciones aseguradoras para gerentes y directivos ya que estos seguros requieren un mayor grado de conocimiento técnico  

Basta con abrir un periódico para ver a qué riesgos están expuestos aquellos profesionales que toman decisiones en las compañías, independientemente del tamaño o la actividad. Aseguradoras, a través de soluciones completas, y corredores, como nuevos consultores de las empresas, tenemos ante nosotros un mercado con unas posibilidades casi infinitas.

Estos son algunos de los principales argumentos por los que animamos a los corredores a impulsar el mercado al alza de seguros D&O, o seguros para directivos:

  1. No hablamos solo de seguro para administradores y altos cargos de compañías multinacionales con sedes en edificios emblemáticos de grandes ciudades como Madrid y Barcelona. Estos seguros pueden ser igual de interesantes para una pyme, una ONG, o una asociación.

 

  1. No son seguros nominales, sino que dan cobertura a cualquier miembro del equipo, pasado, presente y futuro, con capacidad para tomar decisiones estratégicas dentro de la compañía. Además, el coste es asumido por la propia empresa, no por los trabajadores.

 

  1. El grupo de demandantes potenciales es muy grande, desde la propia compañía, hasta accionistas, acreedores, proveedores, empleados, competidores…

 

  1. Cubren gastos de defensa, con libertad de designación de abogado, que suelen ser muy elevados.

 

  1. Tiene carácter retroactivo ilimitado, por lo que cubre cualquier demanda aunque el hecho se haya producido antes de la suscripción de la póliza (siempre y cuando no se tuviera conocimiento del mismo)

 

  1. El nivel de fidelidad y renovación es muy alto.

 

  1. El porcentaje de comisión para el corredor está por encima de la media del resto de ramos.

 

  1. Con una prima media en torno los 900€ cubren siniestros que pueden suponer un coste medio por encima del millón de euros.

 

El primer paso para el corredor de seguros debe ser comprender perfectamente cuál es la necesidad aseguradora de sus clientes potenciales, para después hacerles ver que el riesgo es más que real, y que cualquier persona que forme parte del comité directivo de una empresa, o que dentro de sus responsabilidades tenga la toma de decisiones, necesita un seguro de responsabilidad civil para directivos.

Contacta con nuestro equipo especializado en seguros D&O para saber más sobre un mercado de gran recorrido y que puede convertirse en una de las áreas principales de tu correduría.