Seguros para autónomos: todo lo que debes saber

¿Por qué necesitas un seguro especializado para realizar tu actividad profesional tranquilamente?

En un momento como el actual, los seguros para autónomos constituyen uno de los mayores respaldos y apoyos con los que cuentan estos profesionales durante el ejercicio de su actividad. No en vano, se enfrentan a diario a multitud de imprevistos y al constante perjuicio de su figura y de su papel dentro del tejido laboral. Es una realidad: a pesar de ser uno de los agentes más valorados y un auténtico generador de riqueza, también es uno de los más devaluados y menos protegidos.

Los accidentes laborales, una incapacidad temporal o permanente o un mero accidente pueden lastrar la buena marcha de su empresa. Pero no son los únicos problemas a los que tienen que hacer frente. De hecho, los más habituales son los derivados del desarrollo de su actividad y los daños personales o materiales que pueden provocar a terceros.  

Solo por este motivo, en HISCOX consideramos no solo recomendable sino, también, obligatoria la creación de pólizas específicas para estos trabajadores por cuenta propia. Sin importar el tipo de negocio o de actividad que desempeñen, nuestros seguros para emprendedores están especialmente creados para garantizar que, ante cualquier problema derivado del ejercicio de su actividad laboral, su negocio pueda mantenerse a flote. 

Si eres autónomo y acabas de poner en marcha tu propia empresa, no avances mucho en su crecimiento sin antes contratar un seguro de responsabilidad civil como el de Hiscox. Es necesario para cubrirte las espaldas ante cualquiera de los imprevistos que puedan surgirte en el día a día. Pero también es uno de los requisitos básicos exigidos por la Administración para poner en marcha tu actividad laboral.

Por qué como autónomo necesitas un seguro

Hay quien todavía duda de la necesidad de contar con un seguro para autónomos. Por eso, vamos a ponernos en situación: hay más de tres millones de autónomos en nuestro país que necesitan la participación y colaboración de las entidades públicas y privadas en su protección y en el mantenimiento de su estabilidad. Pero los avances en este campo, aunque reales, van muy lentos.

Así, el 1 de enero de 2018 entraba en vigor el paquete de medidas preventivas que revisaba la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo (publicada en el BOE en octubre de 2017). Entre las novedades destacaban la ampliación a un año de la tarifa plana de 50€ de cuota; la deducción de hasta el 30% de los suministros del hogar; la posibilidad de poderse dar de alta y de baja hasta tres veces... Todas ellas respondían a las demandas de un colectivo que cada día tiene más peso en el tejido empresarial español pero, sin duda, se quedaban cojas sin una respuesta por parte de los organismos privados.

En Hiscox, conocemos las necesidades de los autónomos y colaboramos con ellos a través del seguro de Responsabilidad Civil Profesional. En el mundo empresarial actual no basta con contratar cualquier póliza. Cada emprendedor debe disponer de un plan de prevención de riesgos laborales y un seguro específico que le cubra cuando desarrolla su profesión y que disponga de una cobertura especializada que comprenda su naturaleza, así como los riesgos particulares a los que se expone debido a la actividad concreta que desempeña. Nuestro seguro para profesionales protege al emprendedor en caso de ser demandado por un tercero si comete errores o negligencias durante el desarrollo de la actividad, que puedan generar un perjuicio económico, personal o material a un tercero.

¿Quieres saber más? Aquí te contamos en tan solo un minuto todo lo que podemos hacer por ti

Seguros para aútonomos: ¿Qué podría ocurrir? Tipos de riesgos

Imaginemos a un diseñador que está realizando el nuevo logo de una compañía con motivo de su 50 aniversario. La empresa tiene previsto anunciar este importante cambio y utilizar la nueva iconografía el día exacto de su cumpleaños. Durante el evento acudirán medios de comunicación, autoridades y sus principales clientes. Para poder tematizar el evento, el logotipo debe ser entregado una semana antes del día en cuestión. El diseñador no es capaz de cumplir con los plazos y entrega el diseño de los materiales del evento tres días más tarde de lo agendado. Para que la imprenta pueda tener todo listo a tiempo, debe priorizar ahora el trabajo y sus trabajadores deben hacer horas extra. Esto incurre en un gasto no esperado en la compañía. La compañía demanda a su diseñador y le exige que se haga cargo de los costes generados por el retraso. En este caso una póliza de RC Profesional asumiría estos costes.

Ahora pongámonos en la piel de un profesor particular que olvida impartir parte del temario anunciado dentro del programa de acceso para una oposición. El opositor podría denunciar esta negligencia que le ha dejado en desventaja a la hora de afrontar el examen.

En ambos casos nuestro seguro para autónomos de Responsabilidad Civil Profesional correría con los gastos de la defensa legal, así como con la indemnización correspondiente, en el caso de que hubiera que afrontarla.

Desde educadores o profesionales de la medicina alternativa, hasta consultores, asesores, especialistas en marketing, o sector TIC…  en la actualidad aseguramos más de 150 actividades profesionales de la mano de suscriptores especialistas en cada ramo: responsabilidad civil profesional, cyber riesgo, daños materiales, responsabilidad de administradores y directivos… Si deseas ampliar la información, en este enlace encontrarás los detalles de nuestro seguro a medida para profesionales autónomos.