Pasos para crear una empresa

En 2018, España registró la creación de más de 96.000 nuevas empresas, una cifra que supone un incremento del 1% con respecto al año anterior. Pero a pesar de ser un dato positivo, el miedo de sus responsables antes y durante la puesta en marcha de todas estas compañías también es una realidad. Empezando por la pregunta más sencilla: “¿qué pasos son necesarios para crear una empresa?”. Es el punto de partida, el momento en el que hay que decidir hasta el último detalle del negocio para perfilarlo a la perfección: el nombre, el sector, el tipo de sociedad, el dinero inicial, los socios… Y así hay que afrontarlo.

Los primeros pasos como emprendedor

Los emprendedores son vistos como auténticos héroes. Capaces de generar empleo y negocio en momentos en los que realmente escasean, deben contar con una personalidad fuerte, un objetivo claro y la serenidad necesaria para cumplir todos los pasos necesarios para crear su empresa sin perder la ilusión.

A la hora de poner en marcha un nuevo negocio, estos son los trámites imprescindibles:

  • Desarrollar la idea de negocio y el plan de empresa
  • Analizar el mercado, las oportunidades, el sector al que se ve a dedicar
  • Elegir la forma jurídica
  • Cumplir con los trámites de puesta en marcha
  • Estudiar la financiación

Desarrollar la idea de negocio

Una vez tomada la decisión de emprender, el primer paso para crear una empresa es realizar un análisis DAFO y un perfil pormenorizado del negocio: descripción, localización, estructura económica y de recursos humanos, estudio de mercado, plan de marketing…

Aunque es un paso independiente, el análisis de mercado también se podría incluir en esta primera toma de decisiones. Es uno de los detalles imprescindibles a la hora de elegir el rumbo del negocio.

Elegir la forma jurídica

Se puede iniciar un negocio desde la figura de autónomo o se pueden elegir diferentes combinaciones de variables que tienen en cuenta el número de socios, el capital social y la responsabilidad de la entidad que está a punto de nacer. Dependiendo de la elección de una forma jurídica u otra, se deben cumplir diferentes trámites de registro.

Trámites para la puesta en marcha

Para poner en marcha una empresa, el apartado burocrático es el de más peso. Dependiendo de todas las características que se hayan elegido en los pasos previos, se necesitará añadir o eliminar trámites. Aunque hay básicos como el alta en el censo de empresarios, obtención del certificado electrónico, impuestos (IAE)…

Estudiar la financiación

Además del dinero derivado del desarrollo de la actividad, los emprendedores pueden tener acceso a diferentes fuentes de financiación. Algunas de ellas, son facilitadas por la Dirección General de Industria y de la PYME (DGIPYME).

Con la empresa bien encarrilada, solo quedará buscar el mejor seguro que garantice el equilibrio ante cualquier imprevisto y perpetúe la continuidad del negocio si algo ocurriese.