¿Por qué coleccionamos?

Corría 2006. Desde la plataforma orgullofriki.com se decidía empujar la celebración de un día en el que los frikis del mundo se reunieran y celebrarán el orgullo de serlo. Un movimiento que tras más de un década se ha consolidado y une cada 25 de mayo (día en el que se estrenó en los cines en 1977 la primera película de la saga Star Wars), a apasionados de cientos de universos.

Cualquier friki comparte, sea cual sea su pasión, un lugar común: esa pasión. El amor hacia alguna disciplina, objeto, personaje, historia, etc, que se manifiesta en todo tipo de formatos, desde cómo vistes, a qué dedicas tu tiempo de ocio, qué lees, dónde viajas… Y quizá en su máxima expresión, cuando un friki quiere vivir ese universo, sentirlo cada día, y trasladarlo a su propio hogar, se manifiesta en forma de colección.

Algunos expertos definen coleccionar como un acto natural, una actividad se realiza por un placer físico, y es que parece que el buscar y adquirir nuevos elementos para una colección genera dopamina, el neurotransmisor responsable de estados de alegría, bienestar y placer. Un placer que el coleccionista experimenta al observar su colección y recordar el camino que ha recorrido para ir completándola.

Colecciones que comienzan siendo una afición y terminan transformándose en un leitmotiv. Colecciones de todo tipo, y casi siempre curiosas, que dan sentido al día a día. Colecciones que en muchos casos terminan alcanzando un valor económico que se suma al sentimental.    

Personas apasionadas, curiosas y organizadas, que queriendo conquistar un universo existente terminan construyendo el suyo propio: comics, arte, juguetes, música, deportes, relojes… Algo único que forma parte de su patrimonio y para el que Hiscox ofrece un seguro hecho a medida, consúltalo aquí.

Si tu pasión es la colección,  la nuestra es protegerla.