El sector TIC uno de los motores de la economía

Dispositivos móviles inteligentes, casas domotizadas, coches que conducen solos y equipados con las más avanzadas prestaciones tecnológicas. Desde que te levantas hasta que te acuestas no transcurre un solo minuto en el que no estés expuesto a la tecnología.  Detrás de estos sistemas y avances se encuentran unos profesionales que trabajan en lo que Steve Jobs acuñó como la ‘revolución tecnológica’: la capacidad de anticiparse a la demandas y necesidades de los consumidores con soluciones tecnológicas.

Otro aspecto muy positivo de esta revolución tecnológica es que el mercado está demandando mano de obra cualificada para seguir el ritmo de este frenético cambio e impulsar lo que también se denomina ‘economía digital/nueva economía’ (Una economía basada en la tecnología digital). De hecho entre la lista de los 25 empleos con mayores expectativas para este año, 7 perfiles corresponden a empleos informáticos. Entre los más demandados son: científico de datos, arquitecto de sistemas y desarrolladores para tecnologías móviles. Concretado en cifras,  las últimas estimaciones de la Comisión Europea sitúan la demanda no satisfecha en Europa, por falta de personal cualificado de profesionales TIC entre 450.000 y 560.000 en 2015, y entre 730.000 y 1.300.000 en 2020.

Los datos para nuestro país son aún más alentadores. El presidente del Consejo de Colegios informáticos de España apuntaba el año pasado que se estima que en los próximos cinco años, la economía digital demandará más de medio millón de puestos de trabajo.  De hecho, según las últimas cifras registradas de Infoempresa en 2015, la creación de empresas TIC aumentó el 8,7% en 2014, consolidándose como uno de los motores de crecimiento de nuestra economía y generación de empleo.

Como vemos, pese a la alta tasa de desempleo en España el sector TIC es uno de los sectores con menos paro y con mayores perspectivas de contratación. De momento, las previsiones se están cumpliendo. Según Ticjob.es el número de ofertas de empleo del sector de las Tecnologías de la Información se ha incrementado en el primer trimestre de 2016 en un 5% con respecto al mismo periodo del año anterior. Sin lugar a duda son buenas noticias para profesionales del sector, pero también cuanto más trabajo y más proyectos, mayores son las probabilidades de cometer un error.

Imagínate la siguiente situación. Contratas a un consultor TIC que desarrolla un software para gestionar la nóminas de los empleados de una empresa. Tras tres años, la empresa se percata que habían estado pagando de más a sus empleados porque el software redondeaba las cifras de los salarios al alza. Llevaban 36 meses pagando de más a 500 empleados.  Claramente el software estaba defectuoso y decides demandar al consultor porque su error te ha causado pérdidas económicas.

Nadie está exento de cometer errores y un consultor TIC no sólo puede fallar en el desarrollo de programas, si no también perder datos de clientes, asesorar erróneamente, transmitir accidentalmente un virus o no entregar a tiempo el proyecto solicitado causando cuantiosas pérdidas a los clientes.

Los profesionales TIC pueden estar tranquilos  ya que de aquí a cinco años tienen trabajo garantizado. Sin embargo, no sólo deben estar preparados para hacer frente a la avalancha de proyectos que les viene encima, sino que también les convendría saber qué hacer en caso de que un cliente o un tercero les demande por haber cometido un error profesional. 

¿Cómo pueden mitigar el impacto de una demanda? En primer lugar deben analizar y estudiar los riesgos a los que se exponen en el desarrollo de su profesión. Así podrán preparar un plan de gestión de crisis para saber cómo resolver diferentes incidentes. En segundo lugar, el sector TIC es una profesión que requiere reciclarse constantemente y estar a la última.  Por ello recomendamos que los profesionales no dejen de formarse y de adquirir nuevos conocimientos.  Por último, como sabemos que los profesionales TIC están en el ojo del huracán, recomendamos que se protejan frente demandas de terceros mediante la contratación de una póliza de RC Profesional.

Un seguro especializado para profesionales TIC es el mejor “seguro de vida” para la empresa o los profesionales. En caso de sufrir una demanda no están solos y contarán con el apoyo y recursos adecuados para poder defenderse. Descubre en un minuto en este video como una RC Profesional TIC protege a este colectivo.

 

También publicado en Inese.es