4 consejos para usar las redes sociales en tu negocio

¿Tienes tus redes sociales bajo control?

Imagínate que tienes un negocio y que más o menos tienes todo bajo control. Tu producto es estupendo, has protegido tu inversión con un seguro para pymes y tus clientes te adoran. Pero ¿qué pasa con las redes sociales? La mayoría de las empresas son ahora más conscientes que nunca sobre la necesidad de tener presencia en medios sociales. Probablemente  has creado una página en Facebook para tu negocio, y también es probable que tengas cuenta en Twitter o LinkedIn, una página de Google+ e incluso un canal de YouTube. Esto es un primer paso en la promoción de tu negocio. Ahora, sólo hace falta alimentar a la bestia.

  1. Designa a una persona para que gestione tus redes sociales.

Alguien en tu empresa debe responsabilizarse de gestionar las redes sociales. Es más fácil desarrollar una estrategia si una sola persona se encarga de ellas. Puede por ejemplo establecer un calendario para que los mensajes se publiquen con regularidad  y para que las promociones se comuniquen al mismo tiempo en todas las plataformas.

  1. Todos los caminos llevan al Blog.

Si dispones de un blog relacionado con tu actividad, puedes usar Facebook, Twitter, LinkedIn, Google+ y YouTube para atraer tráfico hacia él. Te puede ayudar en el uso de "teasers" o para hacer promociones en las redes. Recuerda: cualquiera de tus posts en las redes sociales, debe  incluir siempre un enlace a tu blog para que la gente lo visite lea tus posts. Además si estás haciendo una promoción dedícale una entrada en el blog explicando en qué consiste para que todo el mundo pueda informarse de primera mano en qué consiste dicha acción promocional.

  1. Mantén un flujo constante de contenido.

Los contenidos en los medios sociales tienen una vida muy corta. Un post o un  tuit por ejemplo, sólo permanecerá durante un corto periodo de tiempo en la parte superior de las actualizaciones de los usuarios. Si publicas con frecuencia tienes más oportunidad de permanecer en dicha esquina de la pantalla y tu mensaje tendrá aún más fuerza.

Tienes que mantener la calidad de tus publicaciones.  Te darás cuenta de que lo que más interés despierta entre los lectores son las infografías o documentación técnica. Asegúrate de que la información es útil y concisa. Un buen ejemplo de contenido interesante, puede ser por ejemplo, "cómo es el emprendedor español". También debes tener en cuenta que  los medios sociales han reducido el tiempo que una persona presta atención a las cosas por lo que necesitas captar al lector y mantenerle interesado, proporcionándole información que pueda utilizar. No hagas tu mensajes más largos con "paja",  perderás a tu público.

  1. No te preocupes por repetir el mismo mensaje.

Algunos empresarios tienen miedo de promocionar repetidamente los mismos mensajes en todas las plataformas: Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn. No hay que tenerlo. Muchos de tus posibles clientes prestan más atención a uno de estos canales que a otros, y es bueno no dejarse ninguna vía sin explotar.

Si te preocupa el bombardeo de los mismos mensajes en múltiples redes, mantén el mensaje, pero varía el texto y las frases que usas. También debes tener en cuenta el público al que te diriges  ya que las diferentes redes sirven para distintos fines: LinkedIn es más a menudo la red de elección de los empresarios, Facebook es más personal, y Twitter es un poco de ambos.

Darle importancia a tu estrategia en las redes sociales te ayudará a competir con empresas mucho más grandes y posicionarte como una alternativa interesante.

Fuente