¿Cuál es la diferencia entre el seguro de Responsabilidad Civil Profesional y el seguro de Responsabilidad Civil General?

Los seguros de Responsabilidad Civil tienen como objetivo indemnizar los daños y perjuicios causados a un tercero.

Bien sean daños corporales, materiales y sus consecuencias financieras o un daño meramente económico.

Cierto es que existen infinidad de seguros de Responsabilidad Civil pero hoy queremos aclarar la diferencia entre dos de ellos:

1)      La Responsabilidad Civil General (RC General)

 Este seguro tiene como objetivo cubrir los daños personales y materiales (y sus consecuencias económicas) a terceros.

En Hiscox ofrecemos esta cobertura adaptada a las necesidades de los profesionales cuyos riesgos aseguramos mediante un seguro para autónomos. En otras palabras, se cubre la RC General en el ejercicio de la actividad profesional que se desarrolla sin que haya necesidad de que exista negligencia o error profesional.

Pongamos un ejemplo: Una sociedad organiza en sus oficinas una presentación para sus clientes potenciales. En mitad de la reunión, un trozo del falso techo se cae y hiere a uno de los invitados. En este caso la sociedad es la responsable. La RC General cubre la indemnización por el daño corporal.

2)    La Responsabilidad Civil Profesional (RC Profesional)

Este seguro cubre principalmente los daños económicos derivados de errores, omisiones o negligencias en la ejecución de la actividad profesional.

En Hiscox, nuestra cobertura de RC Profesional se amplía también a daños personales y materiales, así como a infidelidad de empleados, ofreciendo una de las coberturas más completas para actividades profesionales.

Pongamos un ejemplo: Una empresa contrata los servicios de una consultora de marketing para diseñar y producir el nuevo folleto corporativo de la compañía. Por un error de interpretación de los emails se imprime una versión anterior a la definitiva. Los folletos no son los correctos y no se pueden entregar en la presentación oficial. En este caso la consultora es responsable. La RC Profesional permitirá cubrir la indemnización por su error y no solo esto, sino que busca también, mediante una rápida actuación, mantener la relación con el cliente.

Nadie está exento de cometer un error o de pasar por alto un detalle, por eso es fundamental para una empresa de servicios profesionales contar con un seguro de Responsabilidad Civil adaptada a su actividad. La protección será óptima si este seguro se ve completado por uno de Responsabilidad Civil General que también incluya patronal, explotación y producto.

La RC Profesional, un mundo más amplio de lo que imaginamos

Cuando oímos hablar de RC Profesional nos vienen a la cabeza arquitectos, médicos, abogados, ingenieros, etc. Sin embargo, hay un sinfín de actividades que también son susceptibles de RC profesional y que en muchas ocasiones se conforman con una RC General, bien por desconocimiento o bien porque creen que con la general ya tienen cubierta la responsabilidad civil derivada de su actividad profesional. Hablamos de cientos de actividades y servicios profesionales como pueden ser:  traducción e interpretación, fotógrafos, servicios de limpieza, consultores de tecnología, consultores de RRHH, etc.

Imaginemos por un momento las consecuencias de una traducción errónea de un manual de instrucciones... O una negligencia cometida por un head hunter, que no hace una revisión de un candidato como merece y que tiene antecedentes por deslealtad... o por último, un técnico informático que pierde datos del cliente durante una migración entre servidores...

El siguiente video explica en un minuto la RC Profesional

Si aún tienes dudas, puedes ampliar tu información.

Más información aquí