Retrato sobre los seguros para fotógrafos profesionales

Los seguros para fotógrafos profesionales pueden marcar la diferencia entre la posibilidad [o no] de continuar con la actividad después de un accidente inesperado. Como otras muchas profesiones, las relacionadas con el mundo audiovisual están repletas de trabajadores autónomos que corren, por su cuenta y riesgo, con la responsabilidad de todas sus tareas. Un simple error puede acabar con su carrera profesional: por la destrucción de los equipos, por un perjuicio a terceros, por la pérdida del material visual y, en consecuencia, de prestigio frente a los que contratan sus servicios…

Ante circunstancias de este tipo, una de las mejores decisiones que pueden tomar los fotógrafos al empezar a trabajar, es la elección y contratación, entre todos los seguros de responsabilidad civil profesionales, el que mejor cubra sus espaldas ante posibles necesidades y proyectos futuros. Si es tu caso, pero aún no has llegado a una conclusión sobre la póliza que más te conviene, sigue leyendo. Analizamos en profundidad los problemas más comunes y los efectos negativos que pueden tener en tu trabajo.

La importancia material de los fotógrafos profesionales

Prensa, moda, eventos sociales, catálogos, estudios de imagen, reportajes de viaje, guerras, departamentos de comunicación, agencias creativas… Un fotógrafo dispone de un amplio abanico de posibilidades entre las que elegir su especialización y, en consecuencia, las características de su trabajo diario. Según el rumbo que tome su trayectoria profesional, necesitará diferentes elementos adicionales al equipo fotográfico básico.

Cámara, trípodes, y demás sujeciones y elementos constituyen la herramienta básica e imprescindible para su trabajo. Sin ella, ninguno de los proyectos que se planteen pueden llevarse a cabo. Uno de los seguros para fotógrafos profesionales es el que mantiene protegidos los equipos frente a robos, roturas, caídas, etc. Imagínate cubriendo un suceso en plena calle y sin espacio habilitado para tu trabajo. Cualquier movimiento puede acabar con la cámara en el suelo y la lente completamente fracturada, para este tipo de incidentes existe un seguro de RC General.

Pero ¿qué ocurre si la caída del equipo fotográfico afecta a un viandante? Probablemente, el profesional tenga que hacer frente a una denuncia del ciudadano por daños personales o físicos no intencionados derivados del ejercicio de su actividad. Es aquí donde la integridad y la estabilidad de los fotógrafos puede verse totalmente afectada.

Seguros de Responsabilidad Civil para fotógrafos profesionales

Un trabajador autónomo responde con su patrimonio a sus acciones. En el caso de la mayoría de los fotógrafos profesionales nos referimos a la compra del equipo, el alquiler de un local para habilitar un estudio, el tratamiento y revelado de los trabajos realizados… Pero también, cualquier problema frente a un tercero: indemnizaciones por accidente, repeticiones de trabajos, etc. Todo es subvencionado por la cuenta corriente del propio operador en primera instancia.

Para trabajar con tranquilidad y con la garantía de que los errores, negligencias u omisiones pongan en peligro su patrimonio personal, lo mejor es contratar alguno de los seguros de responsabilidad civil para fotógrafos profesionales. Una póliza especializada, como la de Hiscox RC Profesional, te proporcionará la protección que necesitas frente a los riesgos de tu trabajo. No esperes más para contratarlo y mantén a salvo tus propiedades y tu reputación.

Solicitar información