¿Contraseña 1234?

En febrero de 2018 se alcanzaba el hito, el número de tarjetas SIM usadas por personas (7.800 millones) superaba por primera vez la población mundial, según el informe anual Mobile Economy de la GSMA. Esta asociación es la organizadora del Mobile World Congress, el encuentro más importante de telefonía a nivel mundial que estos días celebra una nueva edición en Barcelona. En términos de usuarios, este mismo organismo estima que en 2025 habrá en la Tierra 5.900 millones de personas con móvil, lo que equivale al 71% de la población mundial prevista para ese momento. Y España no se queda atrás, según el FMI lidera el ranking mundial de usuarios de móvil (88%) por delante de países como EE. UU., Japón o Alemania.

El móvil ha cambiado la historia de la humanidad, y aun no sabemos hasta donde podrá llevarnos, pero a día de hoy se ha convertido en una extensión de nosotros mismos. Este dispositivo nos ha facilitado llevar la relación entre usuario e Internet a otra dimensión, así como estar localizado y poder trabajar casi desde cualquier lugar. Nuestro móvil en las manos equivocadas se convierte en una puerta abierta a nuestra vida personal y profesional.

Independientemente de si tienes un móvil de tu empresa y otro personal, o si utilizas el mismo dispositivo para ambas facetas, existen una serie de recomendaciones básicas para que tú, o tus empleados, minimicéis el riesgo de provocar un ciberataque, es decir, un incidente que deje al descubierto información confidencial o datos sensibles tuyos, de tu empresa, colaboradores o clientes.

  • Mantén tu sistema operativo actualizado, en muchas ocasiones estas novedades aumentan la seguridad del dispositivo, además es conveniente tener instalado un antivirus y una aplicación antirrobo.
  • Utiliza contraseñas para desbloqueo, si optas por un código evita variables como 0000 o 1234, si es un patrón no lo hagas sencillo, y en el mejor de los casos, muchos móviles integran soluciones como lectura de huella dactilar o reconocimiento facial, ¡actívalo!
  • Si accedes a través de tu móvil a tu gestor de correo corporativo, o documentos compartidos y contenido almacenado en el servidor de tu empresa o en tu servicio en la nube, cierra la sesión cuando termines de utilizarlas.
  • Contenido “gratuito” que te aparece para descarga, entrar en redes públicas de WiFi o abrir un elemento sospechoso que pueda llegarnos a través de correo electrónico o cualquier otra aplicación, pueden ser ventanas para que alguien malintencionado acceda a tu terminal. Además, verifica que las páginas webs que visitas y las aplicaciones que instalas son solo las versiones originales.

Pocos dudan ya en proteger su pantalla por si el móvil sufriera una caída, pero muchos siguen olvidando que lo más valioso y lo que de verdad hay que proteger es la información que hay dentro. Sigue nuetsros consejos y para minimizar el impacto de un ciberataque en tu móvil y en los sistemas de tu empresa, infórmate sobre Hiscox CyberClear.

Informarse sobre Hiscox CyberClear