Una sencilla manera de preparar tu Plan de Negocio en una sola página

He ayudado a muchas de las más conocidas compañías y organismos gubernamentales a desarrollar estrategias exitosas y creo que la herramienta de mayor valor es elaborar la estrategia en una sola página, de forma que cualquiera pueda entenderla fácilmente.

La plantilla que utilizo es mi Smart Strategy Board, la cual contiene 6 áreas que toda estrategia debería tener.

En mi experiencia, los negocios más pequeños a menudo no están acompañados de estrategias ni planes claros y concisos, lo cual puede evitar que crezcan e incluso pueden crearse puntos ciegos que resulten catastróficos para la marcha de la empresa.  

Con el fin de ayudar a las compañías de todos los tamaños a entender muy claramente cuáles son sus necesidades estratégicas he desarrollado la Smart Strategy Board.

El objetivo de la Smart Strategy Board es ayudarte a dar un paso atrás y preguntarte: ¿cuáles son tu objetivos estratégicos y prioridades? No puedes cumplir con tus planes si no tienes claro qué quieres lograr y en qué necesitas concentrarte.

Smart Strategy Board en acción

Una buena estrategia para cualquier negocio, en cualquier fase de crecimiento, incluye el análisis y consideración de cada uno de los seis paneles de la Smart Strategy Board:

1. El panel propósito

El panel propósito define la escena y proporciona un escenario inspirador o un contexto general en relación a tu estrategia de negocio o qué es lo que tu negocio está persiguiendo como objetivo o está buscando alcanzar.

La mejor manera de hacerlo es definir tu declaración de propósito (misión) y ambición (visión) como empresa - sirviendo cada una de estas declaraciones para una tarea diferente.

Tu declaración de misión es una declaración clara y concisa de propósito, definiendo por qué tu organización existe hoy. Una buena definición de misión debería comunicar tus intenciones poderosamente, proporcionando una guía útil para la acción y toma de decisiones en el camino hacia el cumplimiento del objetivo estratégico.  Es básicamente un documento interno diseñado para motivar a los grupos de interés y definir medidas clave para el éxito organizacional. Como tal, debería incluir a tu público objetivo, qué productos o servicios proporcionas a ese público objetivo y qué hace tu producto o servicio único.

Tu declaración de visión también define propósito, pero desde la perspectiva de la ambición o qué es lo que quieres que tu negocio sea en el futuro.

Como un dibujo inspirador de tus aspiraciones, la visión marca el rumbo hacia los grupos de interés internos y externos. Los empleados internos pueden ser inspirados para dar lo mejor de sí gracias a una declaración de visión fuerte y significativa, los clientes pueden terminar eligiéndote a ti por encima de la competencia basándose en tu visión y los accionistas potenciales pueden animarse a invertir. La declaración de visión marca una línea de referencia para los valores de tu negocio y por lo tanto para la definición de los comportamientos corporativos  que se esperan de tus grupos de interés. 

2. El panel cliente

El panel cliente te invita a considerar y reflexionar cuánto conoces actualmente sobre los clientes a los que tu estrategia se dirige y qué puedes necesitar averiguar para alcanzar tu objetivo estratégico. Hay dos partes a considerar: mercado objetivo y propuesta de valor.

Mercado objetivo

En relación a tu estrategia (incluyendo misión y visión), pregúntate a ti mismo:

  • ¿Cuál es tu mercado objetivo?
  • ¿Planeas dirigirte a un segmento específico del mercado? En ese caso, ¿qué sabes de ese segmento?
  • ¿Estás apuntando a una región geográfica específica o a un grupo demográfico concreto? En ese caso, ¿qué necesitas saber o averiguar de esos clientes potenciales para incrementar las probabilidades de éxito?

Propuesta de valor

La segunda parte del panel cliente te anima a clarificar tu propuesta de valor, es decir, qué vas a ofrecer a tu mercado objetivo.

  • ¿Por qué estos clientes van a comprar de usted?
  • ¿Crees que valorarán tu calidad, precio, innovación, servicio o algo más?
  • ¿Qué contribuirá a la satisfacción y lealtad del cliente?

3. El panel finanzas

El panel de finanzas te pide definir objetivos financieros y ambiciones de tu estrategia.

Aquí defines cómo tu estrategia va a generar dinero y cómo se financiará tu empresa. Preguntas para pensar son:

  • ¿Cuál es el modelo de negocio?
  • ¿Cuáles son tus metas en términos de ingresos, beneficio, flujo de efectivo y crecimiento de tu negocio a medida que implementa la estrategia?
  • ¿Cómo planeas financiar tu negocio?

Obviamente definir el panel del cliente adecuado ayudará a obtener el panel de finanzas adecuado y conducir el crecimiento de ingresos y beneficios.

4. El panel de operaciones

El panel de operaciones te pide que consideres lo que realmente necesitas hacer internamente para implementar tu estrategia. Hay dos componentes del panel de operaciones: los socios y las competencias corporativas.

En primer lugar, es necesario considerar qué proveedores, distribuidores, socios u otros intermediarios son cruciales en la implementación de tu estrategia. A continuación, conviene definir las metas y ambiciones que tienes para construir esas relaciones. ¿Actualmente trabajas con estas personas o necesitarás crear las relaciones? Si las relaciones ya existen, ¿cómo de sanas y constructivas son ahora?

Además, debes considerar qué competencias corporativas necesitas para sobresalir si vas a ejecutar tu estrategia elegida. Define los objetivos que tienes para tus competencias corporativas.

¿Hay algún área de mejora?

¿Qué procesos van a necesitar ser perfeccionados si vas a ofrecer lo que tu mercado objetivo quiere?

Una vez que esté claro sobre los elementos individuales destacados en los paneles de clientes, finanzas y operaciones, debe tener en cuenta cómo se impactan entre sí. Recuerde, el cliente, las finanzas y las operaciones son el núcleo del negocio y necesitan trabajar juntos.

5. El panel de recursos

El panel de recursos te pide que consideres los recursos que necesitas para ejecutar tu estrategia y qué puedes necesitar averiguar. Hay cuatro componentes del panel de recursos: sistemas de IT y datos; infraestructura; personas, talento y cultura; y valores y liderazgo.

Tomando cada uno a su vez usted necesita considerar:

¿Qué sistemas de datos y IT va a necesitar para implementar tu estrategia?

¿Qué infraestructura - propiedad, maquinaria o planta vas a necesitar?

¿Cuáles son tus necesidades de personal y talento?

¿Tiene las personas adecuadas y si no, cuáles son las objetivos para encontrarlas?

¿Necesitará capacitar a su personal actual o reclutar gente nueva?

¿Cuáles son los aspectos clave de cultura y liderazgo que permitirán la ejecución de esta estrategia?

6. El panel de competencia y riesgo

El panel de la competencia y riesgo te invita a considerar a qué competidores te enfrentarás en el intento de ejecutar tu estrategia y qué riesgos puedes encontrarte a lo largo del camino.

Este análisis de competencia y riesgo es el elemento que más a menudo se echa en falta en los mapas estratégicos y, sin embargo, plantea una seria amenaza potencial para el éxito en la ejecución de la estrategia.

Teniendo en cuenta lo que está buscando lograr pregúntese:

¿Quién es su competencia principal y por qué?

¿Qué es lo que potencialmente amenaza tu éxito?

¿Hay algún mercado específico, cliente, competencia o riesgos regulatorios que podrían hacer descarrilar tu estrategia?

¿Cuáles son los riesgos operacionales, financieros o de talento que encuentras?

La estrategia no tiene que ser complicada

En mis años como consultor, he notado que la urgencia es a menudo hacer que la estrategia de negocios sea complicada - parece que debería ser, después de todo - pero en realidad, no es más complicado que llenar los espacios en blanco de esta página modelo.

Incluso si no puedes contestar con confianza todas las preguntas en este momento, rellenar esta plantilla rápidamente resaltará las áreas de tu estrategia que todavía necesitan trabajo y ayudarte a ponerte en el camino correcto para el éxito.

Si lo intentas, me encantaría saber tus experiencias. ¿Tu estrategia era tan robusta como creías? ¿El ejercicio resaltó brechas? ¿Fuiste capaz de crear una nueva estrategia haciendo las preguntas correctas?

Fuente