Seguro para coches históricos

Los automovilistas más clásicos, y con alma de coleccionista, son conscientes de la importancia de contratar un seguro para coches históricos.

Aunque abandonen el garaje en contadas ocasiones, este tipo de vehículos están en riesgo de sufrir más contratiempos que sus congéneres más modernos. Nada tiene que ver su añada o su funcionalidad. Estas joyas sobre ruedas necesitan cierta protección frente a eventualidades como robos o desastres dentro del hogar. Pero ¿qué se entiende por coches históricos? ¿Necesito un seguro especial para mi colección de vehículos?

El concepto: qué vehículos cubre un seguro para coches históricos

No todos los vehículos antiguos pueden considerarse como clásicos. Esta categoría y sus características están definidas en el Reglamento de Vehículos Históricos, aprobado por Real Decreto en 1995 y modificado (por última vez) en noviembre de 2017. Según el texto legal, se entiende por vehículos históricos:

Los fabricados o matriculados por primera vez con una anterioridad mínima de treinta años; de un modelo que ha dejado de fabricarse y que permanecen en su estado original, sin grandes cambios en su composición técnica y elementos fundamentales (motor, carrocería, etc.).
Los pertenecientes al Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, o a cualquier personalidad o evento trascendental en la historia del país.
Aquellos calificados como piezas de colección.

La certificación como tal de un vehículo histórico debe ser emitida por uno de los organismos oficiales competentes de cada Comunidad Autónoma. Son ellos los que establecen también los requisitos de circulación, así como la frecuencia de las inspecciones técnicas. En este sentido, los vehículos históricos no tienen que permanecer inmovilizados. Pueden salir a la carretera siempre que dispongan del permiso de circulación, tarjeta de la ITV, matrículas y el distintivo de “clásico”. Precisamente, la posibilidad de circular es una de las causas que empuja a la contratación de un seguro para coches históricos.

¿Por qué contratar un seguro para coches históricos?

Si eres propietario de uno de estos vehículos para coleccionistas, debes conocer los riesgos que cubre un buen seguro para coches históricos:

  • Robos. Estos automóviles se revalorizan con el paso del tiempo. Como consecuencia, son un objetivo seguro de ladrones y delincuentes. En cuanto obtenga la certificación oficial, es importante someterlo a tasación. En función del valor estimado, puedes negociar mejor las condiciones de un seguro para coches históricos.  
  • Problemas de circulación. Si un vehículo de estas características aún puede salir a la carretera, no se necesitan más excusas para contratar un seguro. Todos los medios de transporte exigen la protección frente a posibles contingencias durante cualquier tipo de desplazamiento. Pero, si hablamos de una pieza de colección, la póliza debe estar más especializada.
  • Reparaciones. Los arreglos y las piezas de vehículos descatalogados son, razonablemente, más costosos. El seguro para coches históricos cubre las revisiones y reparaciones para que no pierda valor.
  • Otros riesgos: golpes, accidentes, humedades, incendios…

En Hiscox, profesionales de los seguros especializados, también nos encargamos de proteger los coches de época frente a todo tipo de peligros. Si eres propietario de una de estas joyas motorizadas, conoce nuestro seguro de vehículos clásicos y consigue que perdure en perfecto estado durante generaciones.