El mercado de vehículos clásicos pisa el acelerador

Este fin de semana, 23 y 24 de septiembre, se celebrarán las Jornadas de Patrimonio de Automoción en España coincidiendo con las Jornadas de Patrimonio europeas de automoción organizadas por la Federación Internacional de vehículos antiguos (FIVA). Una muestra más del gran momento que vive este mercado de coleccionistas.

Según los últimos datos publicados por Financial Times y recogidos por el diario El Economista, los precios de este tipo de automóviles han cuadriplicado su valor (395%) en los últimos diez años en todo el mundo. España no es ajena a esta ‘fiebre’ por los vehículos históricos, que se han posicionado ya como una inversión rentable y sólida, tras años de crisis económica. Expertos del mercado coinciden al afirmar que los clásicos alcanzan ya casi el mismo volumen de inversión que otros valores seguros, como el oro, las joyas o las obras de arte, e incluso han desplazado a otro tipo de colecciones, como los vinilos de alta gama, la numismática o la filatelia.

En los últimos años el precio de estos vehículos clásicos se ha visto incrementado como consecuencia de la nostalgia colectiva de diferentes generaciones de españoles, estos vehículos representan para ellos la reminiscencia de que cualquier tiempo pasado fue mejor. En España, tres de los coches más deseados por los coleccionistas son el mítico ‘escarabajo’ (VW Beetle), el 2 ‘caballos’ (Citroën 2CV) y el icónico Ford Mustang. En este sentido, cabe destacar también el valor en alza de la firma catalana Pegaso, cuyo antiguo modelo ‘Z-102’ puede alcanzar hasta los 1,2 millones de euros en las casas de subasta.

Además de estos clásicos intemporales, el cine y las series de televisión han vuelto a poner de moda numerosos modelos como el mítico Aston Martin de James Bond o el Ford Thunderbird de Thelma y Louise. También los grandes eventos deportivos del mundo del motor han reavivado el interés de los inversores por antiguos automóviles de firmas legendarias de la Fórmula 1, como Ferrari o Mercedes. Precisamente, la marca italiana celebraba este mes de septiembre su 70 aniversario en Maranello, llevando a cabo una subasta de 53 coches clásicos -con modelos de todas las épocas- que superó los 62 millones de euros. Una cifra mareante que pone de manifiesto que, por mucho que pasen los años, las ‘joyas’ de Il Cavallino Rampante siguen representando un valor seguro para los inversores.

Ante este esplendor de los vehículos clásicos y para cubrir todas las necesidades de sus propietarios, desde coleccionistas hasta museos o garajes especializados, Hiscox ofrece en el mercado español el producto Hiscox Vehículos Clásicos. Un seguro a Todo Riesgo que cuenta con una cobertura que garantiza los daños que sufra el vehículo con la tranquilidad de saber de antemano que lo que no está excluido, está cubierto. Entre sus características, destaca por ofrecer una prima adaptada en función del ámbito de cobertura y del kilometraje anual. Se trata de un seguro a valor convenido no sujeto a la habitual depreciación por el uso ni por el paso del tiempo.

Para conocer más sobre este producto visita: http://www.hiscox.es/coches-clasicos.