La vuelta al cole

El comienzo de un nuevo curso, ya sea escolar o profesional, nos brinda la oportunidad de reencontrarnos con nuestros compañeros, y conocer nuevos, continuar aprendiendo y ponernos nuevas metas. Una positividad y ganas de mejorar que aprendemos en la escuela, en el recreo, en la academia de idiomas después de clase, o en los días de partido con el equipo el fin de semana. Sin darnos cuenta los profesionales de hoy comenzamos a ser lo que somos durante estos primeros años.

Lamentablemente los espacios dedicados a la enseñanza, lugares que la gran mayoría recordamos con nostalgia, han visto como poco a poco perdían ese halo de tranquilidad y seguridad. El peor síntoma, el aumento año a año del número de denuncias entre padres y profesores. Llegando a un punto en el que Ministerio de Educación ha puesto en marcha el diseño de un plan estratégico para la mejora de la convivencia en los centros educativos.

Más datos. Desde la Oficina del Defensor del Profesor puesta en marcha por la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE) se estima que el 60% de docentes españoles sufren ansiedad por las situaciones violentas que viven en su trabajo. Una realidad que se ha visto agravada por el uso de redes sociales y es que el porcentaje de ciberacoso a los profesores en España ha aumentado hasta un 19% en el curso 2015-2016, último año del que se tienen datos. Por no hablar del peor de los problemas actuales en las escuelas, los casos de bullying que en los dos últimos años han aumentado un 240% según datos de la Fundación ANAR.

El seguro de responsabilidad civil profesional para profesionales de la educación, entidades de formación y actividades de entrenamiento físico cubre situaciones como por ejemplo reclamaciones por parte de un alumno por educación no adecuada a las expectativas, negligencia derivada de la propia actividad como omitir parte de un temario clave en la preparación de la PAU, ruptura del deber de confidencialidad si se hiciera un mal uso o divulgación de información privada de un alumno, o demandas por incapacidad de supervisión ante un caso de abuso o acoso escolar hacia uno de sus alumnos.

Un seguro dirigido a profesores, colegios, universidades, guarderías, escuelas de formación, academias privadas y públicas, así como al resto de formadores, entrenadores, o monitores de tiempo libre, que les ofrece la posibilidad de recuperar esa sensación de tranquilidad y seguridad.

Para saber más sobre esta cobertura profesional visita http://www.hiscox.es/profesionales-de-la-educación