La Fiesta de Navidad de la empresa sin incidencias

¿Qué hay que hacer para sobrevivir a las fiestas de empresa?

Comienza la época de comidas y cenas navideñas de las empresas. Como dueño/ gerente/director de una empresa, es uno de los momentos del año en el que aprovechas para agradecerle a tus empleados su esfuerzo y duro trabajo, también es la ocasión ideal para crear equipo y fortalecer las relaciones entre ellos.

La comida o cena de navidad es una de las citas más destacables en la agenda de tu empresa pero también puede convertirse en un momento muy tenso en el que cualquier momento pueden saltar chispas. El espíritu navideño puede adueñarse de nuestros colaboradores y puede desencadenar en crispaciones entre el equipo.

Como jefe, es importante que te asegures de que tus empleados están disfrutando del momento, pero también debes controlar que la situación no se vaya de las manos.  Te dejamos un par de consejos que puedes poner en práctica para que la velada transcurra sin incidentes.

  1. Antes del evento, no está de más enviar un correo electrónico a tus empleados recordándoles que los códigos de conducta de la oficina también deben aplicarse a este tipo de situaciones, aunque no se encuentren propiamente dicho en la oficina.
  2. El ingrediente secreto para una magnifica velada no es una gran cantidad de alcohol. De hecho puede ser un factor detonante de discordia. Junta a un grupo de personas con una gran cantidad de alcohol y el resultado puede ser una bomba de relojería, con insultos, destrozos y tal vez una costosa demanda judicial. Por eso debes vigilar que nadie se pasa de la raya con la bebida. Recuerda: si organizas el encuentro, te estás haciendo responsable de la seguridad de tus trabajadores. Una buena medida de control, puede ser la de recoger las llaves de las personas que hayan venido en coche antes de que comience la comida/cena.
  3. Eres el jefe, predica con ejemplo. Es bueno que ayudes a las personas sentirse relajadas en este tipo de eventos pero también eres su ejemplo a seguir. Así que si tus empleados te ven con la camisa abierta, bailando desenfrenadamente, estás estableciendo precedentes y estás mandando el nensaje de que todo vale.

Sin embargo, si las cosas se van de las manos, puedes estar tranquilo si dispones de los seguros adecuados para empresas, profesionales y oficinas.

No bajes la guardia contigo mismo ni con tus empleados. Asegúrate de que nadie beba más de la cuenta, sobre todo si van a coger el coche y, para quedarte más tranquilo asegúrate de que tienes todos los seguros relacionados a tu actividad empresarial que necesitas.

Trata de pensar como un jefe de casino… ¡que todo el mundo se divierta, mientras vas apilando fichas a tu favor!.

Fuente