Emprendedoras

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Llega un año más el Día Internacional de la Mujer, pero parece que éste no será “un año más”. El clima generado desde diferentes ámbitos de la sociedad, tanto entidades públicas como privadas, nos hace prever que estamos ante el principio del esperado punto de inflexión, con un final en el horizonte: conseguir la igualdad social, económica y política entre hombres y mujeres. Un 8 de marzo diferente porque por primera vez no se limitará a 24 horas, y habrá un 9 de marzo, un 10 de marzo, un 11 de marzo…

Hoy celebramos el éxito de las mujeres, sobre todo el de aquellas que han servido de inspiración, y de aquellas cuya labor sirve para llamar la atención sobre los obstáculos y desafíos de desigualdad social, económica y política, a los que mujeres de todo el mundo se enfrentan no hoy, que es su día, sino todo los días de su vida.

En esa conmemoración cada uno debe llevarse esta lucha a su terreno. Hacer de la reivindicación un acto transversal. Así, desde Hiscox nos gustaría poner el foco en todas las mujeres que convierten sus ideas en proyectos, sus sueños en negocios, que crean empresas, puestos de trabajo y riqueza para nuestro país. Hoy, queremos dar las gracias y reconocer el valor y la importancia de las emprendedoras, las autónomas, y las directoras o gerentes de pymes de nuestro país, que en total suponen una cifra por encima de 1,6 millones de mujeres según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el informe Global Entrepreneurship Monitor. Nunca como hoy había habido tantas nuevas empresas lideradas y creadas por mujeres. El emprendimiento ya no entiende de género.

¿Cuál es el perfil de estas mujeres? ¿Qué les ha llevado a emprender?

Los últimos resultados de nuestro estudio “ADN del Emprendedor 2017” refleja que una nueva generación de mujeres está tomando el protagonismo: 4 de cada 10 mujeres tenían menos de 30 años cuando fundaron sus empresas. Además, estas mujeres no emprenden un solo negocio, sino que también lo hacen en varias ocasiones, consolidando el concepto de ‘pluriemprendedoras’: más de la mitad ya ha puesto en marcha más de un negocio y 4 de cada 10 está al frente de más de una compañía.

Entre los motivos que les llevaron a emprender, se encuentran la satisfacción de sentir que pueden influir en el rumbo del negocio pero también sentir que tienen más control sobre su vida personal: ser su propia jefa les permite ganar más dinero, tener más posibilidades de ser ellas mismas, desarrollar su creatividad e innovación y una mayor flexibilidad. Además, para ellas, emprender significa tener liderazgo, creatividad y, sobre todo, ganas de querer hacer las cosas de una manera diferente e innovadora.

La nueva emprendedora ocupa un lugar destacado en el mundo empresarial, aún queda mucho camino pero es ya un hecho que entre todos y todas lo recorreremos.

Feliz día para todas ellas, y feliz día para todas las mujeres.