El decálogo del buen administrador

10 mandamientos con los que debe cumplir el administrador para no ser demandado.

El administrador que incumpla estos mandamientos podrá responder personalmente -así com osus parejas de forma solidaria- con su patrimonio, frente a los socios de la sociedad, por el daño que pueda causar.

  1. Desempeñará su cargo con la diligencia de un ordenado empresario.
  2. Será un representante leal en defensa del interés de la sociedad cumpliendo los deberes impuestos por las leyes y los estatutos.
  3. No utilizará el nombre de la sociedad para realizar operaciones por cuenta propia o a través de personas vinculadas.
  4. No se aprovechará de su cargo para realizar operaciones o negocios para beneficio propio.
  5. Informará a los socios de cualquier situación de conflicto que pueda tener en relación con los intereses de la sociedad.
  6. No  se dedicará, por cuenta propia o ajena, al mismo género de actividad que la sociedad que administra, salvo autorización expresa.
  7. Debe guardar secreto de toda información confidencial de la empresa y velará por la vigilancia de los datos de la misma.
  8. Cumplirá las obligaciones en materia de prevención de riesgos y velará por el bienestar de sus empleados.
  9. Liquidará los impuestos correspondientes en tiempo y forma.
  10. Pedirá ayuda (concurso acreedores) en los plazos previstos si ve que la sociedad no puede continuar en esa situación finaciera por más tiempo.