5 consejos para captar clientes

Una de las tareas más díficiles cuando tienes una empresa, es conseguir una constante carga de trabajo. Si esto te preocupa, estas en una buena compañía.

Según nuestro último estudio de ADN del emprendedor una de las mayores preocupaciones de nuestras pymes (24%) es captar nuevos clientes y es fundamental saber cómo dar con ellos. Os dejamos un par de ideas muy sencillas que cualquiera puede poner en práctica para aumentar vuestra cartera.

Pídeles a tus actuales clientes que te recomienden

No hay mejor publicidad que la de alguien que haya probado tu producto o servicio. Tus clientes saben lo que haces y lo bien que lo haces. Sin embargo,  a muchas personas les da vergüenza o les cuesta pedir referencias, pero una vez que abres la veda, es mucho más sencillo. Debes aprovechar la ocasión cuando terminas un proyecto o cuando te  están diciendo directamente lo contentos que están con tu trabajo. Puedes decir: "Me alegro que estés contento conmigo. ¿No conocerás a alguien más de la industria/ciudad/área de negocio, que puedan necesitar mis servicios?". No debes ser agresivo pero no preguntar, te cierra todas las posibilidades de captar más negocio.

Date a conocer

Eres tu mejor portavoz. Acude a eventos de networking,  Cámara de comercio, reuniones y ferias. Deberías llegar al punto en el que le dices a todas las personas que conoces y que acaba de conocer, lo que haces. Aunque pienses que tu producto o servicio no les puede resultar útil tal vez conozcan a alguien que sí. La práctica hace al maestro al igual que con las recomendaciones te costará al principio, pero con el tiempo será más sencillo.

Presencia en redes sociales

Asegúrate de actualizar tus redes sociales con cierta regularidad. No todo post debe estar relacionado con el negocio. Debes publicar información interesante por lo menos una vez a la semana. Recuerda que no estás haciendo publicidad, estás dando información que demuestra que eres un experto en tu campo. Recuerda: también debes comentar en otros posts para crear una conversación y darte a conocer.

Seguimiento, seguimiento, seguimiento

Esto es lo más importante y muchas veces nos olvidamos de ello a la hora de captar clientes. Si llamas a un potencial cliente, tienes una reunión o presentas una propuesta, no finalices la conversación sin preguntar: "¿Cuando quieres que te vuelva a contactar?" e imprescindible: si lo preguntas, hazlo. Utiliza el sistema que más te funcione, algún software de gestión de contenidos, el calendario en tu teléfono o la agenda de toda la vida. Pero debes guardar un registro de los seguimientos, las reuniones o llamadas pendientes y más importante todavía,  hazlas cuando toque. Si no cumples tus promesas con potenciales clientes, pensarán que tampoco lo haces con tus actuales clientes.

Cúbrete las espaldas

Una vez que hayas captado un cliente, asegúrate de que te proteges. Redacta un contrato que describe el trabajo que vas a realizar, las cuotas y plazos de pago, así como cualquier otro requisito que creas imprescindible en la relación con tu cliente. Puedes usar como base el contrato que el mismo te presente, pero recuerda que puedes negociar los términos. Léelo atentamente y asegúrate de que puedes cumplir con todo lo estipulado.