Nadal, un espejo en el que reflejarnos

Golpe a golpe. Punto a punto. Nadal demuestra, en cada partido, que su hambre de éxito sigue intacto. Con 32 años y nada menos que once títulos de Roland Garrós a sus espaldas, el tenista balear sigue entrenando duro sin perder la ilusión, todos los días, para ampliar su leyenda. Nadal es un espejo para mí. Un modelo a imitar. Un ejemplo de constancia, superación y fortaleza mental, que se sobrepone al paso de los años y a las cicatrices de las lesiones.

Los principios que abandera Rafa son los que intento aplicar, tanto en mi vida personal, como en mi gestión al frente de Hiscox. Creo, firmemente, en que los valores de Nadal se pueden – ¡y se deben! – trasladar del deporte al mundo de la empresa. ¡Y ése es mi gran reto al frente de la compañía! Todos juntos, debemos jugar en equipo y sentir, en nuestra piel, el espíritu competitivo del mejor tenista español de todos los tiempos. Y, como él, tenemos que levantarnos a tiempo, aunque vayamos 2 ‘sets’ por debajo en el marcador.

Los que me conocéis bien, sabéis que me encanta el deporte. Todos los días, muy temprano, antes de empezar la jornada laboral, intento sacar algo de tiempo para ir al gimnasio. Y, varias tardes por semana, voy a correr al Instituto Nacional de Educación Física (Madrid). Cuando me inicié en el mundo del running, participando en algunas carreras populares, no imaginaba que, tan solo unos años después, iba estar cruzando la línea de meta de la Maratón de Sevilla. Este año, después de correr 4 medias maratones, he conseguido cumplir, por fin, este gran reto. Un objetivo que me ha llenado de emoción y felicidad.

Completar los 42 kilómetros de la maratón sevillana no ha sido una tarea fácil y, en algunas ocasiones, (lo confieso), he estado a punto de arrojar la toalla. Pero con tenacidad, perseverancia y, sobre todo, mucha paciencia, he ido sumando más y más kilómetros en mis piernas. Cuando, a día de hoy, pienso en que pude haber abandonado la carrera… ¡Jamás me lo perdonaría!

En Hiscox, intento aplicar las enseñanzas del deporte en mi gestión. Veo en el esfuerzo, la capacidad de superación y el trabajo en equipo, el camino del éxito para cualquier compañía. Y nuestro objetivo no es otro que seguir siendo la aseguradora mejor valorada del mercado. Para alcanzar esta meta cada uno de nosotros debe sacar el Nadal que lleva dentro y nunca perder la ilusión en lo que haces.

Conocer Hiscox