15 consejos para ser un gran jefe

Ser el jefe no es fácil, pero con algunos consejos puedes hacer para llegar incluso a ser uno de los mejores.

Nuestro colaborador experto en empresas Bernard Marr nos facilita unos consejos que te convertirán en un gran jefe. ¿Sabías que el 60-70% de los trabajadores no dan su 100%? Y no es porque sean perezosos o malos. Es por el jefe.

Cómo ser un gran jefe

1. Comunícate constantemente

Si dominas la comunicación muchos de tus defectos serán perdonados. Informa y conecta con tus empleados. Establece metas y expectativas claras. Los grandes jefes mantienen a su equipo informado sobre el momento de la compañía, incluidas las malas noticias.

2.  Delega

Una de las mayores quejas sobre los jefes es que no sueltan el micro. NO LO HAGAS. Habla con tus empleados y descubre qué apoyos puedes brindarles para alcanzar sus objetivos, y dales el espacio que necesitan para hacerlo a su manera.

3. Desafía a tus empleados

No permitas que se vuelvan cómodos. Necesitan ser sacados de sus zonas de confort. Te lo agradecerán. Un desafío siempre es mejor que el aburrimiento.

4. Descubre qué es importante para ellos

¿Sabes lo que valoran cada uno de tus empleados fuera del trabajo? Si no es así, averígualo lo antes posible. Cuando permites a tus empleados tener el tiempo y el apoyo necesarios para hacer lo que es más importante para ellos FUERA del trabajo, estarán agradecidos.

5. Busca soluciones, no culpables

Diriges un negocio y las cosas no siempre saldrán según lo planeado. Los grandes jefes se centran en encontrar soluciones a los problemas en lugar de malgastar tiempo buscando al culpable.

6. Se justo

¿Aplicas las mismas reglas para cada empleado? Nada acaba más rápido con la moral de las personas que ver al jefe jugar solo con sus favoritos. Todos necesitamos ver que tenemos la oportunidad de mejorar.

7. Ofrece sugerencias (y críticas constructivas)

La mayoría de los empleados valoraran tus comentarios para poder aprender y crecer. Saben que están lejos de ser perfectos y quieren saber cómo pueden mejorar.

8. Pregunta a tus empleados

Los empleados quieren participar. Quieren que escuches sus ideas. Entienden que tú tomas la decisión final, pero se sienten respetados cuando les preguntas su opinión.

9. Sinceridad ante todo

Los grandes jefes se preocupan por su equipo, de verdad. No se limitan a saber qué tal les ha ido el fin de semana porque lo leyeron en el libro “Cómo ser un gran jefe”. Sé auténtico.

10. Entiende que la talla única no se ajusta a todos

Los grandes jefes son expertos en respetar las preferencias y estilos de trabajo de cada uno de sus empleados, y hacen lo qué está en su mano para ser flexible y permitirles brillar.

11. Escucha

Cuando un empleado acude a ti para compartir una idea o petición, solo ESCUCHA.

12. Ríete

Trabaja duro y juega duro, pero no olvides que puedes tener sentido del humor y burlarte de ti mismo. El humor autocrítico es muy poderoso.

13. Reconoce el trabajo duro

No subestimes una palmada en la espalda o un "¡gracias!" cuando haya habido un trabajo bien hecho. A los empleados les gusta ser reconocidos.

14. Compensa las mayores responsabilidades

No hay nada más contraproducente que sobrecargar de trabajo a tu equipo. Si crecen las responsabilidades de un empleado talentoso, asegúrate de que esté acompañado de un aumento de sueldo o ascenso.

15. Invierte en tu gente

Ayuda a tus empleados a convertirse aún en mejores profesionales ya sea con programas de capacitación o invirtiendo tu tiempo en ayudarles a desarrollar un plan de carrera profesional.

Nadie dijo que dirigir sería sencillo.Tal como esperas que tus empleados sigan creciendo y mejorando, desafíate a ti mismo para pasar de ser bueno a ser un gran jefe.

Fuente