Las 12 obras de arte perdidas y recuperadas más relevantes de 2019

  • Destacan el incendio de la Catedral de Notre-Dame, ya uno de los más famosos de la historia del arte, o las consecuencias en el patrimonio artístico de las inundaciones de Venecia en el mes de noviembre
  • En la infografía también hay espacio para noticias positivas, como la recuperación durante este año de “Retrato de una dama” de Gustav Klimt, desaparecido en 1979 o “Busto de mujer” de Picasso, robado en 1999

Madrid, 23 de diciembre de 2019. Hiscox, aseguradora especializada en seguros de arte y colecciones, ha recopilado en una única infografía las piezas y patrimonio artístico protagonistas durante 2019, bien por tratarse de obras que han sufrido algún siniestro como robo, pérdida, incendio o inundación, o por haber sido recuperadas a lo largo de este año.

El equipo de profesionales de arte de la aseguradora ha seleccionado 12 obras o patrimonio artístico expuestos a algún incidente en los últimos 12 meses. La infografía recorre el mundo, desde San Francisco y Colombia, hasta Rusia y Arabia Saudí, aunque la mayoría de las noticias se han producido en Europa, donde destacan las pérdidas sufridas en la Catedral de Notre-Dame tras uno de los incendios más famosos de la historia del arte, o las consecuencias en el patrimonio artístico de las inundaciones de Venecia en el mes de noviembre.

Eva Peribáñez, responsable del área de arte y clientes privados de Hiscox, ha comentado que “el objetivo de este trabajo ha sido poder mostrar de una manera sencilla algunas de las obras de arte y patrimonio artístico más notable que hemos perdido o han estado en peligro durante 2019. Espero que este proyecto sirva para que podamos reflexionar, ahora que finaliza el año, sobre la relevancia del arte en nuestra sociedad, y cómo debemos trabajar todos juntos en la protección de estas piezas únicas para que también puedan ser disfrutadas por las próximas generaciones”. 

El resumen también incluye noticias positivas, como la recuperación en estos meses de algunas obras cuyo paradero era desconocido desde hacía mucho tiempo y que se encontraban entre las más buscadas del mundo del arte, como son “Retrato de una dama” de Gustav Klimt, desaparecido en 1979 o “Busto de mujer” de Picasso, robado en 1999.

“La infografía nos muestra cómo nuestro patrimonio, ya sea de propiedad pública o privada, lamentablemente está expuesto a una serie de riesgos, independientemente de si están ubicados en grandes museos, galerías de arte o colecciones privadas. La buena noticia por otro lado es que aumenta el uso de seguros para este tipo de piezas, y que los delincuentes continúan enfrentándose al problema de introducir la obra robada en el mercado una vez ha sido sustraída, de ahí la recuperación de muchas de ellas aunque a veces lleve décadas conseguirlo”, ha concluido Eva Peribáñez.

 

Descargar aquí