28 Diciembre 2021

  • A lo largo de este año, los trabajadores de la aseguradora han acudido a la sede de la fundación para ayudar en el reparto de comida junto a otros voluntarios
  • 2021 ha sido el primer año en el que la compañía ha realizado un voluntariado presencial, pero el quinto en el que colabora con la fundación

El voluntariado corporativo es cada vez más común y, concretamente en España, el aspecto social es el que más sensibilidad genera entre las empresas, ya que nueve de cada diez desarrolla voluntariado de tipo social, según Voluntare. Hiscox ha asumido esta tendencia y la ha incorporado a su estrategia corporativa para contribuir a la mejora de la sociedad. Por eso, a lo largo de todo el año, los empleados de la aseguradora han acudido a la sede de la Fundación Altius, entidad social que contribuye a la transformación a través de la acción social a favor de los colectivos más vulnerables, como voluntarios para ayudar a repartir comida entre los más desfavorecidos.

Desde el año 2017 Hiscox colabora con esta entidad, que ayuda a más de 7.000 personas en situación de desempleo y pobreza, con la recaudación de su felicitación navideña solidaria. Sin embargo, este año la compañía ha ido un paso más allá en su compromiso y ha firmado un acuerdo de colaboración para que los empleados de la aseguradora asistieran de manera presencial a la sede de la fundación para realizar actividades de voluntariado en horario laboral.    

De esta forma, los trabajadores de Hiscox han ayudado, en turnos a lo largo de todo el año,  a catalogar las donaciones recibidas y a repartir alimentos entre las distintas familias que cada día acuden a la fundación en busca de productos de primera necesidad. Además, esta experiencia también les ha permitido participar en la puesta en marcha de una nueva iniciativa que brindará mayor autonomía a los beneficiarios de la fundación. Hasta ahora, se ofrecían a las familias packs de productos preparados por los propios voluntarios, pero este año se ha creado un pequeño supermercado para que cada uno pudiera escoger los productos que necesitaba mediante un sistema de puntos.

Durante el último el acto de entrega de la donación anual, David Heras, director general de Hiscox Iberia, pudo conocer de cerca la labor diaria que se realiza en la fundación y fue entonces cuando decidió sumarse al voluntariado presencial: “Después de ver la situación real decidí acudir con mis hijos para colaborar con ellos e invitar al resto de empleados de Hiscox a hacer lo mismo. Ha sido una experiencia enriquecedora y un alimento para el alma, porque todos nos hemos sensibilizado con la situación de las personas que acuden ahí cada día. Ahora sí podemos decir que Hiscox España ha comenzado una andadura en materia de Responsabilidad Social”, declaró.

Después de las sesiones mensuales de voluntariado, los empleados han compartido con el resto del equipo su experiencia. Eva Peribáñez, responsable técnico del departamento de Arte y Clientes Privados de Hiscox Iberia, acudió a la sede de la fundación y comentó al respecto: “Estas actividades te ayudan a poner los pies en la tierra, ver de una manera directa lo que vemos cada día en la TV y sobre todo a reconocer lo afortunados que somos por dónde estamos y agradecer lo que tenemos”.

Por su parte, José Luis Calvo, del departamento de Legal y Compliance de Hiscox Iberia, celebró la iniciativa de la empresa: “No me cabe ninguna duda de que todos los que hemos colaborado con esta iniciativa lo hemos hecho porque queríamos ayudar, de buen corazón y con la mejor de nuestras intenciones, tanto a título individual como a nivel de empresa”.

Anna Mets, tramitadora de Siniestros de Hiscox Iberia, compartió con sus compañeros cómo vivió la experiencia: “Se trata de una experiencia muy gratificante, pero también un poco difícil porque ves la cantidad de gente que se ve afectada por la crisis que estamos viviendo. Poder pasar la mañana ayudando a los que más lo necesitan es una inversión inmensa, dado que con nuestra pequeña colaboración ayudas a muchas familias y a la vez ayudas dentro de la Fundación, que muchas veces se ven faltos de manos”.

Esta contribución a la mejora de la sociedad no se limita al territorio español sino que, a nivel global, el Grupo Hiscox desarrolla diferentes iniciativas que han permitido, por ejemplo, donar más de 6 millones de euros a distintas ONG y Pymes alrededor del mundo para apoyar su recuperación económica y social tras la pandemia.

 


All prensa